EL FANTASMA DEL HAMBRE

El fantasma del hambre llego puntual a la medianoche Ni el frío ni la soledad de las calles lo asustaba,  claro, era un fantasma !!! Pero además, con hambre no hay miedo que valga. Así que, con la puntualidad que lo caracteriza, lo vi acercarse a unas bolsas de basura, agacharse frente a ellas y escrutarlas [...]

Anuncios