EL FANTASMA DEL HAMBRE

El fantasma del hambre llego puntual a la medianoche

Ni el frío ni la soledad de las calles lo asustaba,  claro, era un fantasma !!!
Pero además, con hambre no hay miedo que valga.
Así que, con la puntualidad que lo caracteriza, lo vi acercarse a unas bolsas de basura, agacharse frente a ellas y escrutarlas con la  solemnidad y respeto de un maestro joyero.
Mientras buscaba  la gema que aplacaría su hambre, bajo la luz de un poste solitario, el silencio hacia infinita la noche.
Luego, con preciosos movimientos, tras seleccionar alguna vital porción, el fantasma del hambre, culminó su acto, cerrando la bolsa nuevamente, para no dejar rastros de su presencia.
Le pregunté porque era tan prolijo en su accionar y me contestó que todos son fantasmas porque les robaron el futuro, y aunque comieran basura siempre conservaban su dignidad.
HRC (Dejó dicho que no está) 17/01/2019
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s