REDENCION    ANCESTRAL.

Recorriendo el camino tortuoso y espinado 
hacia  las vísceras de la miseria…

buscando el sentido de la lucha por la raza
se me ha abierto el corazón en forma casi mortal…
porque  el legado de los héroes de cada cien años
es triste batalla sin victoria.

Me llevo las manos al pecho, pues de ese hondo pesar
brota la sangre roja  y espesa …
un rojo que no identifico
si es del color final del cielo,
antes de caer en la hora maldita y perdida …                                                                                o rojo de la esperanza de cada día,
cuando aún ni siquiera la Pachamama despierta.

Para descifrar, pongo mis manos vacías
como templo profanado por el invasor
y las lleno en un ritual libertario  y bebo la sangre
pidiéndole que me diga a donde ir,
y como prepararme para la batalla final.

Tiene un sabor escandaloso y difícil de tragar
como las miserias vigentes de la raza,
de la cual aun no podemos escapar…
un toque metálico como el de las riquezas
por las cuales el hombre blanco
sigue matando ha todo el continente …
un sabor pesado y difícil de explicar
que hay mas nobles que traidores
pero que solo ellos pueden gobernar…..

La epifanía  me dijo lo que no cuenta la historia
y el sabor en mi boca lo que no cuentan los ancestros
por temor a que no termine…

Ahora, se donde estoy y que haré en la batalla final
con mis lagrimas lavare sus heridas
y con la sangre del enemigo desollado
la regare por el continente en un desagravio ancestral.

HRC (Dejó dicho que no está) 11/12/2009

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s